Cannoli, un dulce de cine

Hoy viajamos hasta Sicilia para descubrir los cannoli. Se trata del plato insignia de esta región, no hay siciliano a quien no le guste ni pastelería que no exponga una bandeja con este dulce.

Su origen se sitúa en el claustro de un convento de Palermo en el que los monjes regalaban este dulce en la época de carnaval como símbolo de fertilidad. Aunque muchos lo asocian con la herencia dejada por los árabes a su paso por la isla.

Cuenta la leyenda que los inicios de este postre van unidos a una anécdota que tiene como protagonista a los monjes de dicho convento. Estos hicieron brotar crema en lugar de agua de uno de los grifos. De ahí surgió el nombre (cannolo significa grifo en siciliano) y la intención con la que se regalaban.

Los cannoli son un dulce sencillo, pero delicioso. Se trata de un tubo de masa frita rellena de ricotta y otros ingredientes. Se pueden encontrar con diferentes combinaciones como de vainilla, chocolate, pistacho o aromatizadores como agua de rosas. También suele ser muy común añadirles ingredientes en los extremos.

Igual que hay distintas combinaciones hay distintos tamaños, desde los cannulichhi que no son más grandes que un dedo, hasta los más grandes que suelen ser de 15 a 20 cm con un diámetro de 4-5 cm. Estos últimos son más propios del sur de Palermo.

Los cannoli adquirieron tal importancia que en 1635 un sacerdote y poeta palermitano los describió como “scettru di ogni re e virga di Moisè (cetro de cada rey y vara de Moisés).

En la cultura popular y sobre todo fuera de las fronteras del país de la bota, el cine, las series y en especial la película de El Padrino ayudaron a que la popularidad de los cannoli aumentara.

Peter Clemenza, uno de los capos de la familia Corleone, le dice a su chófer Rocco “Deja el arma y coge los cannoli”, después de que este asesinara al traidor Paulie. O en la tercera parte de la saga, el mafioso Don Altobello muere envenenado con una caja de cannoli.

Y dejando el mundo del cine, pero no de la mafia italiana, en Los Sopranos, el protagonista, Toni Soprano es un adicto a los cannoli y no deja de tomarlos o llevárselos a su madre Livia, cuando esta está enfadada.

También son el dulce preferido del protagonista de CSI:New York, o de Jorge el Curioso (el dibujo animado) y del comisario Montalbano, dato que utilizan para sacarle información.

En la serie Gotham, Oswald Cobblepot como ya hicieran en El Padrino, utiliza cannoli envenenados para asesinar a sus cómplices en un robo.

Tenemos que admitir que los cannoli están en nuestro top 3 de dulces italianos, junto al tiramisú y la panna cotta. Si quieres probar este dulce como si estuvieras en una trattoria de Sicilia no dudes en visitar Just Italia.

One thought on “Cannoli, un dulce de cine”

Leave a comment